Startimer Pilot Heritage Manufacture: La herencia en movimiento

Introducido en la colección el año pasado, Alpina presenta hoy dos nuevas series limitadas de su modelo Startimer Pilot Heritage Manufacture impulsadas por el sexto movimiento de manufactura de la casa, que se distinguen por dos nuevas esferas: una gris champán; la otra azul marino, con un acabado cepillado. Limitadas a 188 ejemplares cada una, estas dos piezas rinden homenaje al calibre histórico de Alpina, el "bumper", cuya inspiración mecánica se puede admirar a través de un fondo de caja de zafiro.

Rara, muy rara y única, Startimer Pilot Heritage es una de las líneas más exclusivas de Alpina, al igual que la pieza original en la que se inspira, que se ha vuelto imposible de encontrar. En su origen, no solo fue un diseño, sino, y sobre todo, un movimiento. Sus fans lo llaman "bumper": un calibre automático extremadamente raro basado en una masa oscilante de recorrido corto. En lugar de estar armado por un rotor convencional que gira sobre sí mismo 360°, el "bumper" solo realiza un tercio de este recorrido, al final del cual es empujado hacia atrás en la dirección opuesta por un resorte de transmisión. Una creación ingeniosa que probó, en la época de los primeros movimientos automáticos, una forma original de optimizar su cuerda. Y el testigo de la creatividad de los relojeros Alpina de la época.

Inspiraciones comunes

Hoy, Alpina ofrece dos nuevas ediciones limitadas que celebran esta curiosidad relojera que es muy apreciada porque es casi imposible de encontrar. Complementan las dos referencias Startimer Pilot Heritage Manufacture actuales de la colección, con dos propuestas estéticas muy diferentes.

Su ADN es común y encarna la continuidad del espíritu Startimer Pilot Heritage: caja tipo cojín (la única en Alpina), minutería vintage tipo ferrocarril, corona a las 4 horas, correa de piel de becerro con pespuntes en beige e índices luminiscentes beige vintage que reproducen la pátina natural de los Startimer antiguos. Todo esto se despliega en una esfera con acabado cepillado.

  Dos series muy exclusivas

La primera versión, en una caja chapada en oro amarillo, presenta una esfera gris champán que proporciona una legibilidad perfecta de los números árabes aplicados y las agujas, una cualidad esencial para un reloj inicialmente destinado a los pilotos. La caja está completamente pulida, excepto en su superficie superior para reproducir el patrón texturizado de la esfera.

El segundo está adornado con una esfera azul marino intenso, también cepillada, en una caja de acero que presenta la misma alternancia de superficies pulidas y cepilladas. La esfera ofrece un tono profundo, las agujas esta vez son plateadas, para preservar la legibilidad requerida.

Como exige la historia del Startimer Pilot, estas dos creaciones de Heritage Manufacture están impulsadas por un movimiento mecánico automático de manufactura, Calibre AL-709, que ofrece 38 horas de reserva de marcha. Completamente visible a través de un fondo de caja de zafiro, su masa oscilante retoma la geometría icónica del modelo “bumper” del que asegura la continuidad, realizando hoy una rotación de 330°. Cada pieza, con un diámetro de 42 x 40,75 mm, garantiza una hermeticidad hasta 100 metros y está limitada exclusivamente a 188 piezas.